ISO 37.001

Sobre la ISO 37.001

El Banco Mundial estima que cada año se paga más de un billón de dólares en sobornos, con efectos desastrosos como la erosión de la estabilidad política, el aumento del costo de los negocios y la contribución al aumento de la pobreza. A nivel mundial, es una barrera importante para el comercio internacional, mientras que, dentro de una organización, tiene un impacto muy negativo en la moral de los empleados.

Muchos gobiernos han adoptado medidas para abordar el soborno a través de leyes nacionales, así como acuerdos internacionales como la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción, pero se puede hacer más. El cambio institucional y una cultura contra la corrupción dentro de las organizaciones, pueden contribuir de manera significativa a la lucha contra el soborno y complementar las medidas nacionales e internacionales.

¿Qué es un sistema de gestión anti – soborno?

Un sistema de gestión contra el soborno está diseñado para inculcar una cultura contra la corrupción dentro de una organización e implementar los controles adecuados, que a su vez aumenten la probabilidad de detectar la corrupción y reducir su incidencia. La ISO 37.001 da los requisitos y orientaciones para establecer, implementar, mantener y mejorar un sistema de gestión anti-soborno. Este sistema puede ser independiente, o estar integrado en un sistema de gestión global.

Esta norma, abarca el soborno en los sectores público, privado y sin fines de lucro, incluyendo el soborno por y contra una organización y su personal, y sobornos pagados por una tercera parte o a través de ésta. El soborno puede tener lugar en cualquier lugar, ser de cualquier valor y puede implicar ventajas o beneficios financieros o no financieros.

¿Qué beneficios aportará a mi organización o negocio?

La ISO 37.001 está diseñada para ayudar a su organización a implementar un sistema de gestión contra el soborno o mejorar los controles que tiene actualmente. Se requiere implementar una serie de medidas, tales como la adopción de una política anti-soborno, nombrar a alguien para vigilar el cumplimiento de esta política, proceder a la instrucción y formación de los empleados, la realización de evaluaciones de riesgo en proyectos y socios de negocios, implementando controles financieros y comerciales, e institucionalizar la presentación de informes y los procedimientos de investigación.

La implementación de un sistema de gestión contra el soborno requiere del compromiso y el liderazgo de la alta dirección. La política y el programa deben ser comunicados a todo el personal y partes externas, tales como contratistas, proveedores y socios de empresas conjuntas.

De esta manera, ayuda a reducir el riesgo de corrupción y permite demostrar a los gerentes, empleados, propietarios, patrocinadores, clientes y otros socios comerciales que se ha puesto en marcha buenas prácticas de control anti-soborno reconocidas internacionalmente. También puede proporcionar evidencia-en el caso de una investigación criminal- que ha tomado medidas razonables para prevenir el soborno.

¿Quién puede aplicar ISO 37.001?

Los requisitos de la norma ISO 37.001 son genéricos y se pretende que sean aplicables a todas las organizaciones (o partes de una organización), independientemente del tipo, tamaño y naturaleza de su actividad, ya sea que pertenezca al sector público, privado o sin fines de lucro. Esto incluye a empresas gubernamentales, grandes organizaciones, pequeñas y medianas empresas, y organizaciones no gubernamentales.

    ¿De qué manera la ISO 37.001 acopla con los otros esfuerzos de mi organización para combatir el soborno?

Las medidas requeridas por la norma ISO 37001 están diseñadas para ser integradas en los procesos de gestión y controles existentes. ISO 37001 se basa en la Estructura de Alto Nivel (HLS) de ISO para normas de sistemas de gestión. Esto significa que puede ser fácilmente integrado en otros sistemas de gestión existentes (como los de calidad, medio ambiente y seguridad).

¿Qué hay de la Certificación?

El cumplimiento de esta norma por parte de una organización, puede ser certificado `por una tercera parte independiente, de la misma manera que lo hacen para otras normas ISO como ISO 9.001. Si bien no se puede garantizar que no habrá ningún soborno en relación con su organización, certificar o cumplir con esta norma, lo ayudará a implementar medidas robustas y proporcionadas, que pueden reducir sustancialmente el riesgo de corrupción y soborno e identificar dónde se produce.

Acerca de ISO

ISO (Organización Internacional de Normalización) es una organización internacional independiente, no gubernamental, con una membresía de 163 organismos nacionales de normalización. A través de sus miembros, reúne a expertos para compartir conocimientos y desarrollar normas voluntarias, basadas en el consenso, relevantes para el mercado internacional, que apoyan la innovación y proporcionan soluciones a desafíos globales. ISO ha publicado más de 21 300 Normas Internacionales, que abarcan casi todas las industrias, desde la tecnología a la seguridad alimentaria, la agricultura y el cuidado de la salud.

Fuente: Traducción al español de https://www.iso.org/files/live/sites/isoorg/files/archive/pdf/en/iso_37001_anti_bribery_mss.pdf